Descubre las plantas milagrosas que podrían hacer desaparecer a los mosquitos ¡para siempre!

¿Sabías que hay plantas en tu jardín que no solo embellecen, sino que también te protegen de los pinchazos de los mosquitos? No te agobies más por esos insectos que no solo pican, sino que a veces hasta transmiten enfermedades. Hay unas aliadas naturales que pueden ayudarte a despreocuparte de forma ecológica. Veamos algunas de las plantas que podrían ser tus mejores amigas en la lucha contra los mosquitos.

Además de ser buena onda para el planeta, usar plantas anti-mosquitos nos da puntos extras de decor y aroma. Tú casa no solo será un fuerte contra bichos voladores, sino que olerá rico y sentirás un aire más puro.

La lavanda no solo huele bien a ti, sino que a los mosquitos les cae mal. Los aceiticos que tiene la hacen una super planta en este tema. Ponla por la ventana o la puerta y, aparte de bonita, es una defensa natural. Y, como si fuera poco, a otros bichos como las cucarachas tampoco les mola.

La albahaca y el romero, que normal los tenemos por la comida, aquí entran como unos fieras. La albahaca, si la tienes por casa, ya estás haciendo algo bien contra los mosquitos. Si la mezclas con agua y su aceite esencial, y la echas por ahí, mejor que mejor. El romero, que también tiene un olor bien característico, nos sirve de igual manera. Y si tienes una reunión al aire libre, quemar ramitas de romero es un pro move.

Puede que no todos conocen -pero deberían- que el tomillo también es un buen anti-mosquitos. Tener plantitas o ramitas por los rincones altos de casa puede hacer la gran diferencia.

Eso sí, es de ley saber que aunque estas plantas nos ayuden a bajar el rollo con los mosquitos, no son la mega solución, más que nada cuando los mosquitos esos malos rollos, como el dengue, andan en pleno boom. Para esa onda, mejor unir fuerzas con repelentes más tradicionales y otros truquillos de control de plagas.

Estas tácticas naturales como usar nuestras amigas las plantas son buen rollo no solo contra los mosquitos, sino que también nos alegran la casa con su presencia y esencia. Pero nunca está de más seguir las recomendaciones de los que saben de salud pública cuando la situación se pone seria con los insectos.

Al final del día, mientras queremos cuidarnos y cuidar el medio ambiente, hay que estar al loro con las ideas de los expertos y mezclar estrategias que nos ayuden a llevarla bien con todo lo que nos rodea.

Y tú, ¿qué opinas de tirar de las plantas como escudo contra mosquitos? ¿Ya probaste con alguna de estas técnicas o sabes de otra plantita que tenga el mismo superpoder? Estaríamos encantados de saber qué te cuentas y tus recomendaciones.

«La naturaleza siempre lleva los colores del espíritu», afirmaba el poeta estadounidense Ralph Waldo Emerson, y en la lucha contra los mosquitos, la sabiduría ancestral nos recuerda que podemos encontrar en ella una aliada poderosa. La lavanda, con su embriagador perfume, es más que un deleite para los sentidos; es una barrera natural que nos protege de la molesta picadura. La albahaca, por su parte, no solo adereza nuestros platos, sino que su esencia se convierte en un escudo contra los zumbidos indeseados. El romero, con su aroma penetrante, y el tomillo, discreto pero eficaz, completan este cuarteto de guardianes vegetales que nos recuerdan que, en el respeto por el medio ambiente, también hallamos la clave para preservar nuestra tranquilidad y salud. Sin embargo, no debemos olvidar que la naturaleza ofrece soluciones parciales y que, frente a enfermedades transmitidas por insectos, la prevención y la protección integral son fundamentales.

Deja un comentario