Dina Boluarte lanza una ofensiva contra la prensa tras su regreso de China: «Exige difusión continua de los logros de su Gobierno»

¿Qué pide la presidenta Dina Boluarte a los medios de comunicación en Perú? Mientras el país sigue sus actividades cotidianas, la mandataria insta a los periodistas a que pongan el foco en los éxitos de su gobierno.

La líder peruana quiere que los medios resalten más los logros del gobierno. No ha hablado mucho últimamente con los periodistas, esquivando encuentros directos por casi tres meses.

Ella aprovechó la ocasión de un evento reciente de firma de un acuerdo para armar hospitales del Seguro Social (Essalud) en Piura y Chimbote para decir que es de todo importante que se conozca bien lo que hace el gobierno. Al parecer, cree que la gente le tiene que dar tanto interés a esto como lo dan a noticias que a ella le parece que se van de lado.

La Política de Comunicación de Dina Boluate quiere hacer saber bien lo que hace su equipo. En el dicho acuerdo mencionó cuán firme está en meterle para adelante con lo prometido, y no quedarse solo en promesas. Parece que Dina Boluarte se inclina por enseñar que hacen con seriedad y llevar las cosas a cabo más que sólo hablar.

Aunque el gobierno llamó a los medios para cubrir esta reunión, ella no habló más del tema ni se les acercó. La última vez que habló con la prensa fue por un lío que se armó y que terminó en una denuncia grave.

Además de la onda con los hospitales, la presidenta habló sobre cómo quiere que Perú sea más amigo de otros países. Habló de un viaje a China donde se vio con gente de allá y hasta con el mismo líder Chino, Xi Jinping. Para ella ese viaje fue un golazo y lo pinta como parte de su estrategia para tener aliados estratégicos importantes.

También es re importante entender bien lo que dicen los políticos como Dina Boluarte y no quedarse con la primera cosa que escuches o leas.

Es clave que los periodistas cubran todas las vueltas de un gobierno, y que tanto lo bueno como lo malo y lo discutible llegue a la gente. La presidenta quiere que los medios hablen bien de cosas como la construcción de hospitales, básicamente que no sean duros con ella pero sin dejar de lado su responsabilidad de informar con la balanza bien puesta.

La noticia debe ser siempre derecha y darle a la gente la posta para que puedan decidir llegado el momento. La prensa libre ayuda a formar una opinión pública que sabe de qué va la cosa.

Pero si un político se queda mudo mucho tiempo, también puede parecer que no quiere que lo investiguen mucho. Que haya buena onda y charlas entre prensa y políticos es vital para que todo ande sobre ruedas en una democracia.

«La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio», decía Cicerón, y esta máxima parece resonar con fuerza ante la actitud de la presidenta Dina Boluarte. Su llamado a la prensa para que destaque los logros de su administración, mientras al mismo tiempo mantiene un silencio mediático de 90 días, sugiere un juego de luces y sombras que no hace más que alimentar la desconfianza. Boluarte busca el aplauso sin someterse al escrutinio, y eso es una danza peligrosa en democracia. Por más que se construyan hospitales y se firmen convenios, la salud de un gobierno se mide también por su transparencia y disposición al diálogo. No se puede pedir que se repita «las 24 horas» una narrativa oficialista, mientras se silencia el debate y la crítica. La prensa libre tiene el deber de iluminar todos los ángulos de la gestión pública, incluyendo aquellos que el poder preferiría mantener en penumbras.

Deja un comentario