Los expertos están divididos: retinol en verano, ¿beneficio o peligro para tu piel?

El retinol, ese ingrediente que no falta en las rutinas de belleza, ¿será que también podemos contar con él en verano? Es la duda de muchos, y no es para menos, con el sol a pleno parece que todo cambia. Averiguamos qué dicen los expertos sobre esto y las alternativas que recomiendan.

El retinol se ha hecho un nombre importante en el mundo de la belleza por sus efectos en la mejora de la piel y la lucha contra el envejecimiento. Pero, llegado el verano, hay quienes se preguntan si sigue siendo una buena idea usarlo con el sol haciendo de las suyas. Hay quienes temen por la seguridad y eficacia de este componente en esta época del año.

Hay que decir que para cada uno la piel es un mundo, lo que le va bien a uno no necesariamente es lo mejor para otro. Es clave investigar un poco por cuenta propia y, sobre todo, pedir consejo a un profesional de la salud antes de tomar cualquier decisión sobre cómo cuidar nuestra piel.

El Retinol en Verano: ¿Amigo o Enemigo de tu Piel?

La especialista en dermatología facial, Rachel Keys, advierte sobre la sensibilidad que puede generar el retinol a la exposición solar, aumentando el riesgo de quemaduras o daños a largo plazo si no usamos la protección correcta. Mientras tanto, Eduardo Senante, farmacéutico, dice que no hay que tenerle miedo al retinol en verano, siempre que se comience a usar con anticipación y acompañado de un buen protector solar.

Senante pone énfasis en que para mantener una piel saludable durante todo el año debemos tener una rutina constante, donde la protección solar es fundamental en los periodos de más sol. Keys, por su parte, sugiere usar el retinol por las noches y comprometerse con el protector solar durante el día, buscando también otras formas de evitar el sol directo, como sombreros de ala ancha para mayor protección.

Alternativas al Retinol y Otros Activos Sensibles al Sol

Más allá del retinol, otros ingredientes como los ácidos glicólico y salicílico podrían no ser los mejores para el verano porque aumentan la fotosensibilidad de la piel. Senante dice que mejor alejarse de cosas como la hidroquinona y los aceites cítricos en estos meses calurosos, pero resalta que la vitamina C sí es una muy buena opción antioxidante para esta temporada.

Y para los que prefieran no usar retinol en verano, Senante menciona alternativas como el bakuchiol, el extracto de alfalfa, el ácido azelaico y algunos tipos de péptidos, que pueden ofrecer beneficios parecidos sin los posibles efectos secundarios del retinol. Importante también es chequear bien la info sobre estos productos y consultar con un experto antes de hacer cambios en la rutina de cuidado.

La cuestión del retinol en verano muestra la importancia que le damos al cuidado de la piel, no solo por lo bonita que se ve, sino también por nuestra salud. Es curioso ver cómo los especialistas nos recomiendan usarlo con cabeza, y sobre todo, no olvidarnos de la protección solar.

Es esencial recordar que el cuidado de la piel es algo muy personal y que lo que hacemos debe cambiar no solo con las estaciones, sino también según nuestras necesidades. Por eso, lo mejor es hablar siempre con especialistas antes de meter o quitar cosas de nuestro cuidado diario.

Y tú, querido leído, ¿qué experiencia tienes con el retinol o qué otras precauciones tomas en verano para cuidar tu piel? Tu punto de vista es importante y puede ayudar a más gente a entender mejor este tema tan clave para la salud de nuestra piel.

«La belleza es una carta de recomendación a corto plazo», nos recuerda Ninon de L’Enclos, y precisamente por ello, la búsqueda de la juventud eterna a través de la cosmética se convierte en un debate constante. El retinol, ese elixir de la eterna juventud en el mundo del skincare, se encuentra en el ojo del huracán cuando el sol brilla con más fuerza. ¿Es posible conjugar la eficacia del retinol con la radiante luz del verano sin poner en juego la salud de nuestra piel?

Los expertos parecen dividirse entre el mito y la cautela. Eduardo Senante nos insta a desterrar falsas creencias y a no renunciar a los beneficios del retinol en ningún momento del año, siempre que se acompañe de un escudo protector solar. Por otro lado, Rachel Keys nos recuerda la importancia de ser precavidos ante la mayor exposición solar, sugiriendo limitar su uso nocturno y no escatimar en protección durante el día.

El cuidado de la piel no admite vacaciones, y el verano no es una excusa para descuidarla. Al contrario, es un período donde nuestra piel requiere una atención especial. Ante la controversia, tal vez la clave resida en el equilibrio y la responsabilidad: usar retinol sí, pero sin olvidar que el sol no perdona y que la protección solar es nuestro mejor aliado. Porque, al final, la belleza es un viaje, no un destino, y cada paso que damos debe ser meditado y seguro.

Deja un comentario